Abogados López López

Tus abogados de confianza

Cláusula 360/365

Cláusula año comercial

En la práctica totalidad de las escrituras de préstamo hipotecario que se realizaban en España, y hasta la aparición en los mass media de la abusividad de las cláusulas suelo, se incluía de una manera errónea la fórmula para el cálculo de los intereses que debe cobrar la entidad bancaria.

En dicha fórmula siempre aparecía en el denominador el número de 360, correspondiente al antiguo año comercial. Pero en realidad cada año no tiene 360 días, sino 365 ó 366. Por ello, con la aplicación de dicho año comercial, se está provocando un nuevo abuso contra el consumidor. Y ello puesto que las cifras que aparecen en el numerador se emplean para el año natural.

Tanto la Ley de Consumidores como la normativa europea califican estas cláusulas como abusivas. Y lo hacen porque las entidades bancarias han utilizado esta fórmula de los 360 días del año comercial mientras que, al mismo tiempo, empleaban la de los 365 días del año natural para efectuar los cálculos del abono de intereses a los consumidores de sus cuentas.

Finalmente hay que destacar que en la legislación española se establece que “los intervalos entre las fechas utilizadas en los cálculos se expresarán en años o fracciones de año. Un año tiene 365 días (en el caso de los años bisiestos, 366), 52 semanas o doce meses normalizados. Un mes normalizado tiene 30,41666 días (es decir, 365/12), con independencia de que el año sea bisiesto o no”.

En una hipoteca estándar de 150.000 euros a 30 años, con un tipo de interés variable del EURIBOR más 1 punto porcentual, esta cláusula supone el pago de más de 600 euros que por derecho corresponden al consumidor.