Abogados López López

Tus abogados de confianza

Comisión por descubierto

Comisión Gastos Deudor

Esta cláusula abusiva suele pasar desapercibida en todas las escrituras de préstamos hipotecarios y también en los no hipotecarios (préstamo para el consumo o contrato de cuenta corriente). Se trata de un cobro que realizan los bancos por un supuesto servicio. Se presume que cuando en la cuenta del cliente devengan la cantidad fijada en el contrato (o la estipulada en sus condiciones generales), ese dinero se destina a pagar un servicio.

Pongamos un ejemplo: a un cliente le cargan un recibo cuando en cuenta no tenía el dinero suficiente para pagarlo en su totalidad. Automáticamente le liquidan una comisión bajo el epígrafe de “gastos deudor” o «reclamación posiciones deudoras». Este “gasto” que cargan supuestamente lo ha desembolsado primero el banco para reclamar al cliente de forma fehaciente que regularice su situación negativa. Estaría bien cobrada, en nuestra opinión, si de veras se hiciese esta reclamación, pero en el 99% de los casos nunca envían un burofax al domicilio del cliente para requerirle del pago. En la mayoría de ocasiones se limitan a cobrarla de manera automática, y otras envían un mensaje de texto certificado al teléfono móvil, pero casi nunca pueden demostrar que ese dinero lo han desembolsado y por eso lo cobran en la cuenta del cliente.

El Banco de España se ha pronunciado en innumerables ocasiones para afirmar que el cobro de esta comisión tiene que estar relacionado con un servicio efectivamente realizado.

El cobro por unos servicios no realizados debe ser retrocedido inmediatamente.

Reclamamos las cantidades pagadas por este concepto si nuestros clientes así lo consideran oportuno, teniendo a favor innumerable jurisprudencia de las Audiencias Provinciales, la normativa del Banco de España, el Derecho Comunitario, y en último lugar (por cronología en el tiempo) la jurisprudencia del Tribunal Supremo que avala la nulidad de esta cláusula por abusiva.

Foto 13-6-17 15 21 40